User banner image
User avatar
  • Javier Solís Montero

Comments

... Javier Solís Montero

Hola, World Maryam.

Disculpe la tardanza en responder, pero las notificación respecto a los comentarios no llegaban. Seguramente se debiese a un fallo informático. No sé si será tarde pero la información al respecto la puede encontrar en diversas fuentes:

Bueno Delgado, J.A. (2018): El edicto justinianeo de los Tres Capítulos en el marco de la disputa cristológica sobre la doble naturaleza de Cristo. Dykinson, Madrid.
Camelot, P. Th. (1970): Efeso y Calcedonia. Eset, D.L., Vitoria.
Di Berardino, A. (2000): Patrología. IV, Del concilio de Calcedonia (451) a Beda. Los Padres latinos. Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid. Juan José Ayán Calvo (Trad.)
Francisco H.R. (2011): ¿Legislación civil o canon eclesiástico? El status de los obispos monofisitas en la historia eclesiástica de Juan de Éfeso. Bizantion Nea Hellas. [online]. n.30, pp.99-124.
Frend, W.H.C. (1972): The rise of the Monophysite movement : chapters in the history of the Church in the fifth and six centuries. Cambridge University Press, Cambridge.
Horn, C.B. (2006): Ascetism and Christological controversy in fifth-century Palestine : the career of Peter the Iberian. Oxford University Press, Oxford.
Mateo-Seco, Lucas F. (1982): “Teología de la Cruz”. Scripta Theologica 14, pp. 165-179.
Van Roey, A; Allen, P. (1994): Monophysite texts of the Sixth Century. Peeters, Leuven.

Espero que le pueda servir de ayuda. Así mismo, puede consultar muchas otras obras referidas a los monofisitas.

... Javier Solís Montero

Hola, Fer.

Muchas gracias por el comentario. En principio la diferencia aparente entre monofisismo y miafisismo estaría en matices relativos a la naturaleza de Cristo. Los monofisitas hablarían de una única naturaleza divina, que absorbe a la humana, por tanto con una manifestación; mientras que los miafisitas hablarían de una naturaleza integrada entre la humana y la divina, pero única también. Como puede ver, son ligeros los matices y debemos entender que esas diferencias aparentemente nímias, que llevaron a la separación de estas iglesias del gran credo del cristianismo primitivo a partir del Concilio de Calcedonia, en la actualidad pueden resultar díficiles de mantener. No obstante, y como bien apunta, todavía en algunos círculos se mantiene la diferencia sin considerarles sinónimos, por los ligeros matices existentes. Pese a todo la doctrina se puede modificar con el tiempo y lo que en un origen presenta mayores diferencias con el tiempo dejan de existir, al menos a nivel teológico.
Ahora bien, las dudas que tiene legítimas, son mantenidas por estudiosos de las actualidad y vienen porque estas corrientes beben de las ideas planteadas por Cirilo de Alejandría, y que fueron rechazadas en el Concilio de Calcedonia. En éste sínodo se interpretó “physis” como naturaleza, donde se asumía que Jesús tendría dos en un mismo ser. Ahora bien, la duda viene sobre si se asume esta idea en palabras del mismo Cirilo o es solamente una interpretación realizada en el concilio. Si se asume que Cirilo usó “physis” en el sentido de naturaleza (del verbo de Dios hecho carne), se estaría aceptando una intepretación de un único ser y dos naturalezas como se defendió en Calcedonia, por lo que se puede aceptar monofisismo como sinónimo de miafisismo. Precisamente se ha querido englobar a todas las corrientes surgidas tras Calcedonia como de corte monofisita. No obstante, las Iglesias copta, armenia o siria, pueden considerarse estrictamente miafisita.
Como puede contemplar es dificil diferenciar ambas corrientes, e incluso al miafisismo lo habrá visto denominado henofisismo, lo que demuestra lo complejo que es el mundo cristiano. Pese a todo, estos movimientos se difuminan dentro del conjunto general de las denominadas Iglesias ortodoxas orientales, tanto las partidarias de Alejandría como las que no y que actualmente se han separado en diversas líneas interpretativas.
Espero haber aclarado alguna de sus dudas.