Un Canaletto será restaurado gracias al micromecenazgo

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza puso en marcha el pasado 12 de junio una campaña de micromecenazgo con el fin de restaurar La Plaza de San Marcos de Venecia, obra creada por Canaletto. El objetivo era recaudar 35.000 euros, una cifra que se ha superado con creces tras el fin de la campaña, elevándose la cantidad a un total de 54.335 euros, gracias a un total de 601 micromecenas. La aportación mínima era de 35 euros, una cuantía que han donado el 77% de los micromecenas, mientras las aportaciones más cuantiosas han venido por parte de de empresas como Artika, especializada en libros de artista, y Mastercard, patrocinador de la apertura gratuita los lunes de la colección permanente.

¿Qué recompensas recibirán los mecenas? Dependerá de la aportación realizada: una invitación doble al museo, la versión restaurada del cuadro completo en formato digital HD y un enlace donde verlo con la porción que hayan ayudado a restaurar, destacada, un pase anual para el museo, un puzle y una lámina del cuadro completo una vez restaurado, una invitación a la presentación de la obra, una visita al Departamento de Restauración, una mención en la placa del lienzo como mecenas de su restauración y estudio técnico. 

Esta campaña de micromecenazgo es pionera en el ámbito de los museos españoles, una iniciativa que poco después ha tenido su emulación en el Museo Nacional del Prado. En este caso no es la restauración de una obra sino la adquisición de Retrato de niña con paloma del pintor francés Simon Vouet (1590-1649).  

Los trabajos, que consisten en limpieza y estudio técnico,  empezarán el próximo mes de diciembre y durarán un año aproximadamente.