¡Arriba el periscopio!

das_boot_ver1Si el mes pasado os hablé sobre una de mis películas favoritas de uno de mis géneros favoritos, hoy he decidido incursionar en otro género sobre el que también me he sentido siempre muy atraído, el cine bélico, especialmente el ambientado en la Segunda Guerra Mundial. Si os propusiera que me dierais un listado de películas ambientadas en este conflicto estoy seguro de que no tendríais ningún problema; a bote pronto se propondrían películas como Salvar al soldado Ryan, La delgada línea roja, Corazones de acero, La lista de Schindler, o Enemigo a las puertas; incluso películas más clásicas como Doce del patíbulo, El puente sobre el rio Kwai, o La gran evasión, entre muchas otras.

Todas estas películas son de gran calidad, pero muchos os dejaríais fuera del tintero una de las mejores películas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, Das Boot, conocida en España como El submarino, que sin lugar a dudas podemos considerar como una de las mejores del género y seguramente la mejor película de submarinos de la historia, y no es que haya pocas precisamente: La caza del octubre rojo, Marea roja, U-571, K-19 the widowmaker, Duelo en el Atlántico Norte…

Un clásico del cine alemán

Se trata de una película del año 1981 y de producción alemana, y esto ya es decir mucho; las producciones alemanas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial son grandes obras maestras, con un enorme realismo y un claro mensaje antibelicista. Sirva como ejemplo de esto no solo la película que hoy os traemos a escena, sino también otra obra maestra del género como Stalingrado (de la que seguro hablaremos en el futuro).

das-boot-5Das Boot nos cuenta la historia de la tripulación del submarino alemán (U-Boot) U 96 durante la Segunda Guerra Mundial. El film está basado en el libro del mismo título, escrito por el periodista alemán Lothar-Günther Buchheim, que sirvió como corresponsal de guerra en el propio submarino, con la misión de realizar un reportaje fotográfico de la vida de los marineros en un submarino durante sus patrullas de combate en el Atlántico norte. Tanto el libro como especialmente la película se alejan de la historia real del submarino, pero eso no impide que su director, Wolfgang Petersen (La historia interminable, Troya, etc.) nos traiga una excelente historia sobre la vida y el día a día de la tripulación de un submarino.

La película gira en torno a tres figuras principales, el joven teniente Werner (personaje basado en Buchheim), que será quien nos narre la película, el capitán Heinrich Lehmann-Willenbrock, cuyo personaje se debatirá constantemente en una lucha por cumplir las órdenes y misiones que le son asignadas, pero siempre con la mente puesta en el bienestar de su tripulación, y por supuesto el propio submarino. La mayor parte de las escenas transcurren en el interior del submarino, con las que Petersen pretende dar al espectador una sensación de claustrofobia y de angustia, que lejos de causar repulsión, nos hace empatizar con la tripulación. Sirva como ejemplo de esto que en casi todas las escenas en las cuales el submarino permanece sumergido, no se ofrecen imágenes exteriores, solo del interior de la nave, y todo lo que ocurre en el exterior se muestra a través de los sonidos que escuchan los tripulantes. Para aumentar aún más esa sensación de claustrofobia y angustia en el espectador, Petersen enlaza unas escenas con otras en la que el submarino y su tripulación van de mal en peor, cuando creemos que todos se han salvado de una grave situación pronto se meten en otra peor. El ritmo, y la angustia generada consigue que empaticemos con los personajes, no viéndolos solo como unos lobos de mar cazadores de barcos, sino como personas humanas que sufren.

das-boot
Un submarino antibelicista

A lo largo de la cinta se observa un claro mensaje antibelicista, o más que antibelicista podríamos hablar de un mensaje antinazi. La película está ambientada en el año 1941, momento en el cual el anti nazismo dentro de Alemania aun no tenía mucha presencia, pues aún se creía que Alemania saldría victoriosa de la guerra, situación que cambiaría a partir de 1943. En la película tanto el capitán como la tripulación se muestran decididos a cumplir con todas sus misiones para con la patria y el Furher, pero las conversaciones que observamos entre los miembros de la tripulación no son precisamente propensos hacia Hitler. Por ejemplo, tenemos al teniente primero, un joven oficial fanático, que se dedica a adoctrinar al resto de sus compañeros y que no goza de mucha consideración por sus camaradas.

La película costó unos 30 millones de marcos, algo más de unos 25 millones de euros, lo que la convierta en la película alemana más cara, y estamos hablando de una cinta de hace 35 años. Pero este desembolso se saldó con un gran resultado: recaudó algo más de 80 millones de euros y recibió 6 nominaciones a los Oscar, entre ellos el de mejor director y mejor guion adaptado. Aunque su duración puede echar a más de una persona para atrás, 149 minutos, 209 minutos la versión del director (que recomiendo), la película no resulta pesada o aburrida, aunque en algunos momentos su ritmo puede resultar algo lento. A su favor, si os gusta el cine bélico, tenemos ante nosotros una de las mejores películas sobre la Segunda Guerra Mundial.

butacaVíctor Tirador García

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *