El legado de Imhotep en Saqqara

Imhotep, el inventor de la arquitectura en piedra

Dedicamos el presente programa a la figura de Imhotep, un personaje que seguramente a muchos les suene de la mítica película «La Momia». No obstante, la realidad dista mucho de la ficción cinematográfica. Para conocer en profundidad a nuestro protagonista y su legado tenemos con nosotros a Aroa Velasco, Papiros Perdidos. 

Ir a descargar



Imhotep, Djoser, Saqqara y la pirámide escalonada

Imhotep es una figura histórica cuyo legado ha trascendido más allá de la época que le tocó vivir, III Dinastía. Nuestro protagonista fue la mano derecha de Djoser y llegó hasta su posición por sus méritos. Aroa contextualiza al inventor de la arquitectura en piedra del antiguo Egipto y nos habla de las fuentes contemporáneas que versan sobre él. Seguidamente nos perdemos en sus trabajos en el complejo creado para el faraón Djoser. 

Estatuilla de imhotep, arquitecto de Saqqara
Estatuilla que representa a Imhotep ( Baja época) |Museo del Louvre

Saqqara guarda cierta complejidad por lo que despiezamos cada una de las partes que lo componen. De este modo hablamos de la entrada, la tumba sur, el del Heb Sed y la propia pirámide escalonada, entre otras. 



Unos apuntes sobre la pirámide Escalonada

La gran construcción que domina todo el complejo funerario. Se trata de una de las obras más importantes de Imhotep, recibiendo en ella sepultura el cuerpo del gran faraón. El significado simbólico de la pirámide se ha explicado como el de una escalera destinada a permitir el ascenso del rey difunto al cielo. Tampoco conviene olvidar que la pirámide es, asimismo, una representación de la colina primigenia donde, según la cosmogonía egipcia, el dios Atum creó el mundo; y también constituía el punto de despegue hacia el firmamento, la morada inmortal del faraón deificado.

Fotografía tomada en Saqqara | Aroa Velasco

Para la construcción de este complejo funerario era necesario un grupo de personas especializadas en extraer la piedra de la cantera, otro grupo para desplazar los bloques y, por último, otras personas se encargarían de subir los bloques a sus lugares correspondientes. Todo esto requirió la reorganización de una estructura administrativa, que hasta entonces había resultado relativamente sencilla. Como la construcción resultaba más cara, también se necesitaban muchos más recursos, por lo que la recaudación de impuestos se hizo mucho más estricta.




La mastaba que pasó a ser pirámide 

Esta pirámide empezó siendo una mastaba de base cuadrada, y luego sufrió varias ampliaciones en su revestimiento exterior. Esta mastaba inicial, que medía cerca de sesenta y tres metros de lado, con una altura de tan sólo ocho metros, estaba formada por un núcleo de caliza ordinaria y un revestimiento de caliza. La mastaba siguió creciendo, aunque esta vez sólo por su lado este, a fin de tapar la entrada a once pozos que se abrían en el suelo.

Columnas y la pirámide escalonada de fondo
Fotografía tomada en Saqqara | Aroa Velasco

Sobre esta mastaba se levantaba la pirámide, que en un primer momento alcanzó una altura de cuarenta y tres metros en el último de sus cuatro escalones. Imhotep terminó la tumba de Djoser aumentando la altura de esta primera pirámide en dos escalones más y prolongando la base solo por sus lados norte y oeste, con lo que el monumento definitivo de seis peldaños llegó casi a los sesenta metros de altura con una base rectangular.

Imhotep y la tumba de Djoser

Bajo esta pirámide se ubicaba la cámara funeraria de Djoser que se construyó al fondo de un pozo de 28 metros. La cámara funeraria tenía en el techo un hueco que permitiría introducir el sarcófago del faraón, sellándose posteriormente con un bloque de granito. En torno a la cámara se ubican cuatro galerías unidas por pasadizos: algunas de ellas no fueron finalizadas y otras conservan la decoración de las paredes, revestidas con placas vidriadas azules y verdes y consideradas como los detalles decorativos más refinados de Saqqara.

Sobre el programa que estás escuchando

  • El programa se emitió en nuestra web el 10 de junio de 2020
  • Puedes escucharlo en formato podcast mediante Ivoox, Apple Podcast y Spotify
  • El podcast corresponde con la edición 356


¡Hazte mecenas cultural!

¿Te identificas con lo que hacemos? Si consideras que un medio de reflexión cultural como El Café de la Lluvia es necesario, puedes formar parte de él apoyando el proyecto haciéndote mecenas. Tienes toda la información pinchando en la imagen.

 

 

Redacción
Author: Redacción

¿Qué te parece el tema que hemos abordado? ¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: