Es necesario y Espronceda lo sabe

Homenaje a Espronceda

No hubo titubeos hace prácticamente cuatro años. A lo largo de las 172 ediciones –hasta el momento- ha sido cabecera de nuestro programa como el bramido del viento que traspasa las olas.

Espronceda envejece con buena salud y más con homenajes como el del grupo riojano Tierra Santa. La canción del pirata refleja la esencia de este espacio radiofónico, y a pesar de nuestros cambios en la estructura del programa, dicho canto a la libertad siempre ha permanecido perenne.

Espronceda vivió una época complicada para las libertades en una España que se sostenía bajo el cetro de Fernando VII. En 1823 tras el ocaso del Trienio Liberal y con el cuerpo de Riego aún caliente, fundó con sus amigos Ventura Rodríguez y Patricio de la Escosura la sociedad secreta los Numantinos, un hecho que le costó el “exilio”. Portugal, Inglaterra y Francia fueron camino y estancia de nuestro protagonista. Lisboa la salida, Londres el amor y París la rebeldía política y literaria, un cóctel que nos reflejó en la década de los 30 ya en España con sus actos y la voz de su pluma.

Las lecturas y tertulias no faltaron en aquellos espacios llamados Cafés como el Parnasillo en el corazón de Madrid con figuras como Esquivel, Madrazo, Larra, Escosura y Delgado. Encuentros sumidos en reflexiones culturales y políticas bajo un prisma crítico. Un periodo apasionante en el que la prensa a pesar de la censura encontraba los mecanismos para poder llegar a sus lectores.

Espronceda es un referente para nosotros, tanto por su pensamiento como por sus obras. Y parece mentira que en esta España en la que vivimos poco se recuerde su figura y las voces de aquellos que compartieron palabras de plumín tintado en los cafés de la época. Y Mientras tanto un busto de Larra contempla el asfalto en la calle Bailén, solitario.

Javier F.Negro

¿Qué te parece el tema que hemos abordado? ¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: