13ª Temporada,  Libros

Leovigildo. Rey de los Hispanos

El historiador José Soto Chica realiza un perfil biográfico del monarca visigodo con su último ensayo histórico ‘Leovigildo. Rey de los Hispanos’, libro publicado por Desperta Ferro Ediciones.

Hablar de reyes godos siempre nos recuerda al chascarrillo que padres y abuelos contaban respecto a sus tiempos de escuela en los que el profesor les pedía que se aprendiesen la lista de los reyes godos de memoria. Pero más allá de ello, ¿el grueso de la sociedad conoce el papel que jugaron estos monarcas en la etapa histórica que les tocó vivir?

Retrato imaginario del rey Leovigildo, de Juan de Barroeta. Ca. 1854-1855. (Museo del Prado).
Retrato imaginario del rey Leovigildo, de Juan de Barroeta. Ca. 1854-1855. (Museo del Prado).

José Soto Chica dibuja un perfil de una de las figuras que podemos ver esculpida en piedra en la Plaza de Oriente de Madrid con ‘Leovigildo. Rey de los Hispanos’. El libro, publicado por Desperta Ferro Ediciones, supone un análisis profundo del monarca godo así como del contexto que le rodeó antes, durante y después de su existencia.




Descripción del libro

Soto Chica se emplea a fondo en una obra que sobrepasa los límites de una biografía al uso para acercarse a un momento histórico determinado de gran complejidad y en el que las fuentes requieren un amplio ejercicio de búsqueda y análisis. El título se articula en torno a nueve capítulos precedidos por una introducción y con un epílogo como punto y seguido, puesto que el pasado no puede entenderse como un gran espacio tiempo dividido en campos estancos. Además de una extensa bibliografía, el libro viene acompañado por fotografías, ilustraciones y mapas para que los lectores adquieran una mayor comprensión del periodo tratado, tónica habitual en los ejemplares publicados por Desperta Ferro.   

Portada del libro de Leovigildo. rey de los hispanos

El autor, con el estilo narrativo que le caracteriza, dibuja a un Leovigildo implacable con sus enemigos que a base de espada y movimientos políticos consigue perdurar en el trono en una época en la que los reyes godos predecesores no solían durar mucho en el poder. A lo largo de las más de 300 páginas que conforman el ensayo aparecen una serie de elementos clave que nos ayudan a conocer la época descrita en el papel así como a  sus protagonistas.



La importancia del contexto

Si hay una cosa evidente es que la experiencia vivida marca tu forma de ser y tu manera de actuar frente a los demás, principalmente en los primeros años de vida. En este caso Leovigildo vivió en un contexto complejo lleno de dificultades hasta el final de sus días. El mundo del futuro rey visigodo estuvo durante su infancia y adolescencia estuvo marcado por catástrofes naturales y epidemias que mermaron a gran parte de la población occidental. Un panorama en el que profundiza José Soto Chica en los primeros compases de su libro aportando un valor a unas circunstancias que cada vez se analizan más como factores determinantes del devenir de los procesos históricos. 

Sí, en la Hispania de los días de Leovigildo parecía que los cuatro jinetes del Apocalipsis cabalgaban sin descanso: muerte, hambre, guerra y peste. Esta última hizo su primera devastadora aparición en 541, cuando Leovigildo apenas era un niño, y se llevó por delante a casi un tercio total de la población. 

 

El arte de la guerra

Otro de las claves para entender el papel de Leovigildo fueron sus campañas militares. A lo largo de su reinado se enfrentó contra diversos enemigos externos. Sus primeras batallas estuvieron marcadas por la necesidad de hacerse fuerte frente a los suyos y lograr la adhesión de su ejército en un tiempo en el que la traición estaba a la orden del día. El resultado de estos primeros compases bélicos fueron notables contra los bizantinos asentados en Hispania y los pueblos indígenas que protegían los territorios de Courduba y Oróspeda. Entre los años 574 y 577 Leovigildo siguió en pie de guerra y obtuvo el señorío nobiliario de Cantabria, el vasallaje de los suevos y conquistó la Oróspeda. Finalmente, durante sus últimos años puso en jaque a los francos y consiguió la anexión del reino suevo.

En todo este proceso, cabe destacar el ejercicio que realiza el autor en analizar el aspecto técnico de cada una de las contiendas y las consecuencias de las mismas: 

Leovigildo dejaba de ser un oportunista, un merodeador, un saqueador, un audaz expugnador de ciudades que aprovechaba la noche, la sorpresa o la traición para transformarse en un imperator Hispaniae con poder para llevar consigo a miles de hombres, armarlos y equiparlos, alimentarlos y sostenerlos en el campo de batalla durante meses hasta que consiguieran los objetivos que él les señalaba. Unos objetivos que tenían como colofón la consecución de una meta: Hispania. P.141-142

En lo que respecta a los enemigos interiores, el protagonista del libro tuvo que afianzarse en sus primeros años contra la nobleza goda partidaria de Gosvinta, su esposa. Además, sufrió la traición de uno de sus hijos, Hermenegildo. Este último hecho desembocó en una guerra civil que duró cinco años (579-584) y que planteó un dilema para Leovigildo puesto que se trataba de su hijo. En referencia a esta cuestión, Soto Chica desprende ciertas reflexiones en la obra alededor de la historia de los propios sentimientos, un aspecto que hasta hace poco tiempo apenas se abordaba en el campo historiografico y que por suerte comienza a aparecer en publicaciones como la línea de invetsigación abierta por Agustín Escolano con obras como ‘Emociones y Educación. La construcción histórica de la educación emocional’.

El debate acerca de Hispania

Gregorio de Tours calificó a Leovigildo como rey de los hispanos. La denominación del historiador franco al protagonista del libro marca la idea de unidad bajo la batuta del rey visigodo. Más allá de interpretaciones y apropiaciones lo cierto es que Leovigildo consiguió aglutinar mediante la espada y el ejercicio político un territorio fragmentado. Entre los cimientos que puso están la de la ciudad de Recópolis en honor a su hijo, Recaredo, símbolo de la obra de un monarca que pretendía recrear a Roma en Hispania. Además, intentó articular bajo su reinado una estructura con los atributos de poder romanos mediante la creación de una administración, legislación, fiscalidad y corte. 

Entrevista a José Soto Chica, autor de Leovigildo. Rey de los Hispanos

Puedes escuchar la entrevista que le realizamos a José Soto Chica en fomato podcast medinate iVoox, Apple Podcast y Spotify. También la tienes en nuestro canal de YouTube. 

Redacción
Author: Redacción

¿Qué te parece el tema que hemos abordado? ¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte socio de El Café de la Lluvia