Con Licencia para Actuar. II Parte

Continuamos con la segunda parte de nuestra lista de los actores que han interpretado a James Bond (puedes leer aquí la primera parte). 

A la tercera va la vencida

Timothy Dalton tiene el honor de ser el actor que más se ha hecho de rogar para protagonizar el papel de James Bond, lo rechazó hasta en 2 ocasiones. La primera, tras la retirada temporal de Sean Connery después de Sólo se vive dos veces, pero rechazó la oportunidad por considerarse demasiado joven para el papel, solo contaba con 22 años, y la segunda vez en 1983, cuando se le ofreció la posibilidad de sustituir a Roger Moore en Octopussy, pero de nuevo se negó.

Timothy Dalton. Fotografía de Molendijk, Bart / Anefo

Tras la retirada definitiva de Moore, los productores se pusieron manos a la obra para encontrar un nuevo Bond. Tenían 3 candidatos: el primero de ellos era Sam Neill (el Dr. Alan Grant de Parque Jurásico), preferido por buena parte de los productores y del director John Glenn (hasta la fecha, el director que más películas de Bond ha dirigido con 5), pero no por Albert R. Broccoli, principal productor. El segundo era un joven actor irlandés, Pierce Brosnan, pero tuvo que rechazar el papel por su trabajo en la exitosa serie de los 80 Remington Steele.

Decidieron volver a probar suerte con el tercero, Dalton, aunque Broccoli se mostró reacio por las anteriores negativas, pero en esta ocasión Dalton aceptó la oferta. Los productores vieron una gran oportunidad de rejuvenecer la saga.

Dalton poseía una calidad interpretativa muy superior a la de su predecesor, y optó por interpretar a un Bond mucho más oscuro, frío y duro que el interpretado por Moore. Su primera película, Alta tensión, se convirtió en un éxito de taquilla, y su actuación es considerada por muchos como la que más se aproxima al personaje de Fleming. Dos años después protagonizaría su segunda y última película como Bond, Licencia para matar.

El contrato inicial de Dalton era para rodar 3 películas, pero a comienzos de los 90 una serie de batallas legales entre los productores postergaron el nuevo rodaje, hasta que acabaron en 1994. Se esperaba poder contar con el actor para la próxima película, Goldeneye, pero Dalton renunció al papel, puesto que tras casi 5 años alejado del personaje no se veía con ganas de retomarlo.

La elegancia

Pierce Brosnan. Fotografía de Rita Molnár.

Mel Gibson fue considerado para sustituir a Dalton, pero finalmente el elegido fue el irlandés Pierce Brosnan, ya libre de su papel de Remington Steel. Con Brosnan los productores buscaban modernizar la saga y adaptarla al inminente nuevo siglo. Las tramas se modernizaron, girando en torno al mundo de la informática y las nuevas tecnologías, y se produjeron sendos cambios en el reparto tradicional de la saga, siendo el más significativo el de Judi Dench como la nueva M. Solo se mantenía Desmond Llewelyn en su papel de Q, actor que ha aparecido en más películas de la saga, 17.

En cuanto a la interpretación de Brosnan, el actor irlandés intentó congraciar a los y las fans, y para ello intentó coger lo mejor de los Bonds anteriores: la presencia física de Connery, la frialdad de Dalton, y la socarronería de Moore.

Desmond Llewelyn. Fotografía de Towpilot.

Sus dos primeras películas, especialmente Goldeneye, tuvieron un gran éxito, y consiguieron que el público, especialmente el más joven, se sintiera atraído por el personaje. En cambio, sus dos últimos films marcaron su declive como Bond, sobre todo su última interpretación, Muere otro día, que, aunque pretendía ofrecernos a un personaje más humano y vulnerable, la abundancia de efectos especiales hizo la película bastante insoportable y poco creíble.

La actuación de Brosnan en sus primeras películas fue memorable, con un Bond que según muchos se acercaba bastante al personaje de Fleming. Amado por unos y odiado por otros, a Brosnan siempre le quedará el consuelo de haber sido, sin lugar a dudas, el Bond más elegante de todos (no se despeinaba ni en las tomas más movidas).

El antihéroe

Tras Muere otro día, los productores decidieron llevar a cabo un nuevo “renacer” de la saga. Para realizarlo era obvio que se necesitaba un nuevo actor y en 2004 se anunció que Brosnan no seguiría en su papel de Bond.

Una vez más, los productores se lanzaron a la búsqueda de un nuevo actor. Uno de sus favoritos era Henry Cavill (el actual Superman), pero fue desechado por ser demasiado joven. Otros actores en los que se pensó fueron Jude Law, Colin Farrel, Karl Urban, Clive Owen, o Hugh Jackman entre otros (¿os imagináis a Lobezno con esmoquin y pajarita?).

Finalmente, el elegido fue Daniel Craig, actor británico de 37 años con sólidas interpretaciones a sus espaldas (Layer Cake). Craig se convirtió en el primer Bond rubio, y fue también el primer intérprete nacido después de que se estrenara la primera película de la saga.

Daniel Craig. Fotografía de Liam Mendes.

Inicialmente su elección fue fríamente acogida por los fans, pero con el tiempo se ha situado como uno de los mejores Bond de la historia, gracias a unas solidas actuaciones, en las que vemos a un Bond mucho más rudo, que suda, sangra y sufre, y sobre todo mucho más frío, acercándose más a la imagen de antihéroe que a la de héroe a la que nos tenía acostumbrado el personaje. Su actuación en Casino Royale fue tan buena que se convirtió en el primer actor en interpretar a James Bond en ser nominado a un premio BAFTA por su papel.

De momento ha protagonizado 4 películas, todas de una gran calidad (salvo quizás Quantum of Solace) y recientemente ha confirmado su participación en una quinta, así que aún podremos disfrutar del Bond de Craig un poquito más.

Y hasta aquí la lista del agente secreto más famoso. Os toca elegir vuestro preferido.

 

Víctor Tirador García

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *