Entrevista a Luis Pérez de Madrid en Ruta

Está claro que el problema viene de lejos y tiene que ver con la poca valoración de las Humanidades en España y con la idea de que son menos importantes que las Ciencias

Madrid en Ruta en acción

Como punto final a la temporada y antes de ponernos a recargar las pilas en verano, queremos compartir con vosotros una conversación que mantuvimos con Luis Pérez, uno de los miembros de la empresa de visitas guiadas Madrid en Ruta, que lleva desde 2012 haciendo disfrutar a los madrileños del patrimonio de la ciudad.

Con él hemos hablado sobre su experiencia realizando visitas guiadas por las calles de Madrid y de la creciente preocupación ante la aparición cada vez más numerosa de Free Tours.

Los Laberintos del Arte: ¿Qué significa Madrid para ti?

Madrid en Ruta: Madrid es mi ciudad. La ciudad que he amado desde pequeño y la que me ha dado la oportunidad de aunar mis dos grandes pasiones: Madrid y su patrimonio cultural.

LA: ¿Cómo surgió Madrid en Ruta? ¿Qué necesidad queríais cubrir?

MR: Madrid en Ruta es la materialización de un proyecto que aúna dos pasiones: por un lado la pasión por el arte y por la historia, y por otro lado la pasión por la ciudad de Madrid. Una fórmula de trabajo perfecta donde el equipo de Madrid en Ruta nos desarrollamos personal y profesionalmente.

Madrid en Ruta surge en plena crisis. Un grupo de amigos salidos de la facultad de Geografía e Historia nos planteamos embarcarnos en una aventura emprendedora que nos permitiera dejar a un lado nuestros trabajos precarios y que nos permitiera vivir de nuestra formación académica y sobre todo de nuestra gran pasión: Madrid.

Los inicios fueron bastante duros al no tener ninguna experiencia en el sector y contar tan sólo con nuestra formación y un capital escaso para comenzar la andadura profesional. En un principio habíamos pensado orientarnos al público principalmente extranjero, al cual enseñaríamos a través de visitas guiadas la historia y el patrimonio cultural de la ciudad. Pero tras una serie de estudios de mercado y una vez iniciada la actividad, nos dimos cuenta que el principal cliente que solicitaba nuestros servicios poco o nada tenía que ver con nuestro objetivo pensado inicialmente.

Sorprendentemente los clientes eran madrileños que querían conocer mejor la ciudad. De esta manera la necesidad que cubrimos es la de dar a conocer a los madrileños su ciudad para que conozcan mejor y aprendan a valorarla en su contexto histórico-artístico.

LA: ¿Cómo defines el servicio que dais? ¿A qué público va dirigido?

MR: El público al que nos dirigimos, como se ha comentado antes, es un público generalmente madrileño, el cual ha decidido conocer mejor Madrid a través de nuestras rutas. Nuestras rutas están enfocadas de tal manera que nuestro lenguaje es claro, directo y accesible, con un trato cercano que hace que el cliente se sienta cómodo pueda entender el contenido de manera fácil y sienta al guía como un transmisor de conocimientos y no como un erudito que está dando una charla con vocablos impronunciables o una lenguaje academicista y restrictivo. Para nosotros la figura del guía podría equipararse a la figura de un cuentacuentos que hace soñar a los participantes haciéndoles viajar en el tiempo.

LA: Cuando empezáis una nueva ruta desde cero, ¿qué es lo que os mueve a dar ese primer paso para crearla?

MR: Cuando comenzamos a realizar nuestras visitas vimos que era imprescindible tematizar las rutas para poder acotarlas tanto en tiempo como en espacio. Una vez seleccionada la temática, buscamos un itinerario que se pueda ajustar a la misma y el cual nos sirva para poder desarrollarla de manera coherente y a la vez atractiva.

LA: Habiendo tanta información sobre Madrid tanto en libros como en Internet, ¿cómo enfocáis vuestras visitas para que le resulten originales al público?

MR: Nuestras visitas suelen estar enfocadas a las curiosidades, anécdotas y leyendas. Estos temas siempre llaman la atención del público en general. Se trata de mezclar o complementar la historia de Madrid con este tipo de relatos en los que la realidad, tradición oral y ficción se entrelazan dando lugar a una mezcolanza encantadora.

Aparte de la temática el atractivo para el público esta en la forma de la narración por parte de los guías, que como se ha mencionado antes, utilizan un lenguaje sencillo y cercano y envolvente que hace que los participantes estén expectantes antes las historias que se esconden detrás de cada una de las callejuelas y rincones del viejo Madrid.

LA: ¿Qué estrategias utilizáis para fidelizar a vuestro público?

MR: La estrategia de fidelización de nuestro público se podría resumir en la complementariedad de la mayoría de las rutas. Esto es, si alguien ha realizado una visita por el Madrid de los Austrias, podrá complementar la con la visita al barrio de las Letras o de los Borbones, ya que se trata a las rutas como continuaciones de las siguientes. Siempre se hacen guiños a las otras rutas y si no se ha realizado ninguna se crea una curiosidad y expectación que termina por que el participante acabe realizando varias visitas para satisfacer la curiosidad o para complementar sus conocimientos de la ciudad.

Otra de las estrategias, aunque en este caso no sería en sí una estrategia es el boca a boca, la gente suele quedar tan satisfecha con nuestras visitas guiadas que las recomienda a familiares y amigos e incluso suelen repetir. Aquí es donde realmente vemos que nuestro público es fiel y para nosotros es un aliciente para continuar con nuestro trabajo.

LA: ¿Qué dificultades encontráis para desempeñar vuestro trabajo en el día a día?

MR: En principio no encontramos dificultades para desarrollar el trabajo. Quizá el clima puede ser un factor importante a tener en cuenta la programación de las rutas, puesto que nuestras visitas son exteriores y tanto el frío como el calor juegan en nuestra contra.

Por otro lado y aunque contradictorio la masificación turística de Madrid es otro inconveniente, ya que el escaso control municipal y autonómico hace que no se controlen ni los flujos turísticos ni lo que es aún peor, la calidad del producto turístico.

LA: ¿Qué ventajas en inconvenientes dirías que ha tenido la liberalización del sector producida hace pocos años?

MR: La liberalización ha traído consecuencias nefastas al turismo y a los profesionales del turismo debido al intrusismo que, liberalizado el sector, se ha apoderado del mismo. No hay control ni en la calidad del producto ni hay control de quien está ejerciendo la actividad.

Se podría entender una liberalización del sector con ciertos estándares de calidad y sobre todo con un registro de las personas que lo van a ejercer. Igual que jamás comprenderíamos ni aceptaríamos que cualquier persona entrase en un quirófano a operar, ¿por qué hay que permitir que cualquiera pueda ejercer la profesión turística en Madrid? Está claro que el problema viene de lejos y tiene que ver con la poca valoración de las Humanidades en España y con la idea de que son menos importantes que las Ciencias.

LA: Desde tu punto de vista, ¿qué impacto han tenido y tienen los free tours que vemos por Madrid en el mercado de las visitas guiadas?

MR: La proliferación de los Free Tours en Madrid están teniendo un impacto altamente negativo. En primer lugar por la masificación turística que conllevan, ya que a mayor número de participantes en sus rutas mayores son las propinas. Tampoco tenemos que olvidar que bajo el título de Free Tours se esconde un verdadero negocio de propinas. Las propinas no están legisladas en España y no es obligatorio declararlas. Ahí es donde viene el problema; puesto que las empresas y profesionales que sí pagamos impuestos nos vemos impotentes ante esta situación. Hay que recordar que el IVA cultural sigue estando en el 21%.

Cada día aparecen nuevos Free Tours con sus llamativos paraguas, listos a captar nuevos clientes. Los trabajadores de estos Free Tours suelen insistir en que la visita es gratuita, pero asimismo agradecen que al final de la ruta les den una propina para poder seguir realizando su actividad. Estas propinas exentas de tributar son claramente una economía sumergida que la liberalización del sector está fomentando en detrimento de los profesionales que sí estamos dentro de la legalidad y pagamos los impuestos que genera nuestra actividad.

Aparte de esta impotencia administrativa, sufrimos la impotencia de ver como algunos de estos Free Tours se aprovechan de nuestros itinerarios para copiarlos y utilizarlos en su propio beneficio. La sensación es de un absoluto desamparo frente al intrusismo y que en el sector turístico en Madrid vale todo.

LA: ¿Cómo ves el futuro del sector?

MR: El futuro del sector es bastante desolador debido a la proliferación de los Free Tours. Muchas empresas han tenido que cesar su actividad asfixiadas por los impuestos y por la disminución de clientes; algunos de los cuales prefieren hacer una ruta gratuita.

En España hay un problema, y es que pensamos que la cultura tiene que ser gratuita, sin pararnos a pensar que si esto fuese así: ¿de qué vivirían los profesionales del sector? ¿acaso del aire? Sería impensable pedir a un médico o a un banquero que trabajase gratis o que viviera de las propinas. Es por ello que o bien se regula pronto el intrusismo y se apuesta por la profesionalidad y la legalidad en el sector, o el turismo se verá francamente afectado y perderá en calidad y servicio.

Datos de contacto de Madrid en Ruta

 

 

Manuel Fernández Luccioni. Los Laberintos del Arte

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *