Diálogo frente al odio

Diálogo frente al odio

De vez en cuando me asomo a los Clásicos para buscar respuestas y en cierta medida encontrarme. Las Meditaciones de Marco Aurelio son una de esas lecturas que no pueden faltar para tal cometido. El Libro IV comienza hablándonos acerca del retiro, de la pausa que tan necesaria se torna cuando necesitamos ponernos frente a un espejo y reflexionar. El emperador estoico aboga por la serenidad y la ausencia de odios puesto que somos seres racionales que hemos nacido para vivir en comunidad y “la tolerancia forma parte de la justicia”.

Seguramente que las palabras de Marco Aurelio son obvias para todos los que leáis este texto, pero la realidad es otra y en ocasiones resulta muy sencillo, casi por inercia, entrar en una espiral absurda en la que nos arrastra una minoría mediante una serie de altavoces mediáticos. Parece que la crispación envuelve todo a base de la irracionalidad visceral.
Por un lado tenemos los discursos huecos y rimbombantes que proceden de algunos sectores de la tribuna política cuya capacidad de argumentación es nula. Por otro lado, la viralización de titulares sesgados e impactantes que penetran en la población mediante un continuo bombardeo informativo. Todo ello genera una tensión que acaba reflejándose en la ciudadanía de una u otra manera.

¿Por qué sucede esto? ¿Vamos a vivir en una trinchera permanente? ¿No somos capaces de dialogar? El diálogo es piedra angular de la racionalidad y necesario para construir una sociedad mejor en aras del progreso. Por ello desconcierta la atmósfera que vivimos basada en el frío cálculo de la encuesta a la vez que se apela al calor de la pasión visceral frente al que no concuerda con tu manera de ver el mundo. La polarización extrema dará audiencia y votos hoy, pero producirá miseria mañana.

Pero, ¿qué hacemos con los odiadores profesionales? ¿Con aquellos que no son capaces de respetar los derechos humanos? Para esta minoría, consciente de su misión, sólo queda el silencio, el apagón informativo puesto que ahí radica el peligro de contagiar al conjunto de la sociedad y producir fenómenos terribles como los que ya hemos vivido a lo largo de nuestra historia.

Serenidad y racionalidad bajo la mirada cansada del viejo Marco Aurelio.

Javier F. Negro 

Hazte socio de El Café de la Lluvia

 

Redacción
Author: Redacción

Un comentario en «Diálogo frente al odio»

¿Qué te parece el tema que hemos abordado? ¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte socio de El Café de la Lluvia
A %d blogueros les gusta esto: